En pleno siglo XXI, es normal escuchar Vietnam y pensar en una guerra, y en un país que utilizando el conocimiento de sus propias tierras logró vencer a un gigante que parecía imposible de derrotar.

Es cierto que la guerra de Vietnam es la principal atracción turística del país. Los turistas se muestran enormemente interesados en visitar los escenarios que fueron testigos de un asesinato en masa que tuvo repercusiones en todo el mundo y que quedará sellado en la historia del mundo.

Pero la realidad es otra. Vietnam es mucho más que un país victorioso de una guerra cruel. Vietnam es un país con paisajes y cultura espectaculares.
Son muchos los lugares que vale la pena visitar en este país asiático con notables influencias chinas.

Como bien mencionamos anteriormente, la guerra es una de las principales atracciones que poseé Vietnam a nivel turístico.

Hay ciertos lugares que los turistas consideran imprescindibles para visitar al pisar el suelo vietnamita. Entre ellos podemos encontrar, por ejemplo los túneles de Cu Chi, excavados por la resistencia cerca de la antigua Saigon (que luego fue bautizada como Ho Chi Minh). Otro escenario bélico que atrae a los turistas, es la zona desmilitarizada que dividió el norte y el sur del país, junto con las playas de Da nang, testigos de combates y batallas en las cuales se ha derramado mucha sangre.

Las playas de Da Nang

También cabe mencionar la importancia turística de los túneles de Cu Chi, que se han convertido en un lugar imprescindible para conocer al pisar el suelo de Vietnam. Estos túneles fueron utilizados por los vietnamitas como estrategia, ya que los soldados estadounidenses no estaban al tanto de ellos, y también fueron imprescindibles en la victoria vietnamita.